Review del Pioneer XDJ-XZ en castellano (y breve comparativa con Denon Prime 4)

¿Es el XDJ-XZ el todo en uno “definitivo” de Pioneer DJ? ¿Es lo que todos estaban esperando realmente? ¿Supera al Denon Prime 4 que lleva unos meses ya en el mercado? Hoy trato de darle respuesta a todo eso en un completo artículo que no os dejará indiferentes.

Introducción

Los sistemas todo en uno para DJs se han convertido desde hace un tiempo en un nuevo tipo de producto altamente lucrativo para las empresas que los desarrollan y comercializan, y también en algo francamente atractivo para DJs que necesitan disponer en casa de un equipo lo más parecido posible a lo que encontrarán en una cabina profesional para preparar sus sesiones, así como también un setup para locales de presupuesto reducido e ideal también para discomóviles. El concepto suele ser sencillo, básicamente es un aparato con aspecto de controlador y de una sola pieza que suele reunir los controles de al menos una mesa de mezclas de dos canales y de dos reproductores, no necesitan ordenador para funcionar y suelen contar con al menos una pantalla en la que aparece toda la información que el DJ necesita. Inicialmente hace unos cuantos años eran varias marcas las que apostaron por este concepto, y aunque Stanton fue la primera marca en dar luz verde a estos aparatos con su SCS-4DJ y varias marcas menores le siguieran la estela, en la actualidad podría decirse que sólo Pioneer DJ y Denon están a la cabeza del desarrollo de estos dispositivos. 

El que hoy analizo es el sexto todo en uno que Pioneer DJ lanza al mercado, se trata del XDJ-XZ (todo un galimatías de siglas), y tras analizarlo lo compararé brevemente con el que Denon lanzó hace unos meses, el Prime 4 (podéis tomar como referencia también la review que publiqué en Hispasonic hace un mes de este aparato). Al igual que hice con la review del Prime 4, quiero empezar este extenso artículo de forma diferente, y es explicando de entrada algo que a mucha gente le va a interesar: lo que es y lo que no es el XDJ-XZ, y luego entraré en detalles. Sé que empezando así el artículo despejaré de entrada muchas dudas y que así mucha gente quizá no tenga que leerse todos los detalles en los que entraré después. Así pues, empecemos. 

Lo que es y lo que no es el XDJ-XZ

El XDJ-XZ es un dispositivo autónomo que permite sin el uso de ordenador reproducir música desde dos decks virtuales internos, y simultaneamente conectar dos dispositivos externos con los que también reproducir música (o cualquier sonido) y mezclar a la vez en el dispositivo el audio de las cuatro fuentes: las dos decks internos y las dos fuentes externas. Además el dispositivo permite usarse enteramente como controlador DJ de cuatro canales con el software Rekordbox, donde también si disponemos de platos podremos usar la función de control DVS. Aunque la licencia de Rekordbox viene incluida con el aparato, para poder usar la función DVS deberemos pagar una licencia aparte. El aparato a pesar de que en la caja ponga que es compatible con Serato y luzca su logo en la cubierta externa del mismo, actualmente no es compatible con este software y habrá que esperar a una actualización del mismo a principios del año próximo (fecha sin determinar) para gozar de esa compatibilidad. Con Serato será posible también usar control DVS. Tanto la licencia de Serato como la función de control DVS para este software deben pagarse totalmente aparte, ninguna de las dos viene incluida en el precio. Volviendo a Rekordbox, también es posible usar este software para la función Link Export (por conexión ethernet o USB) y cargar música preparada en el programa en el dispositivo, ya sea con la versión de ordenador de Rekordbox o con la versión “mobile” para iOS o Android. Es posible también usar simultáneamente el aparato como controlador de Rekordbox y como dispositivo autónomo (aunque yo a esto no le veo absolutamente ningún sentido). 

IMG_6076

Los efectos con los que cuenta el aparato son los mismos que los de la DJM-900NXS2, seis Sound Color FX con control individual en cada canal, y 14 Beat FX asignables a canales individuales, al master, micrófonos,  o laterales del crossfader. Los efectos cuentan con exactamente los mismos controles que en la mesa de Pioneer, incluyendo el panel táctil para la selección de las fracciones o múltiplos de tiempo de compás a las que se cuantizan los efectos o el ajuste Parameter de los Sound Color FX. Y aventajando a la popular Prime 4 de Denon, todos los efectos pueden emplearse con fuentes externas de sonido. Cuenta al igual que anteriores sistemas todo en uno de Pioneer, con la posibilidad de grabar la sesión que estemos realizando en uno de los dispositivos de almacenamiento USB que conectemos.

El XDJ-XZ a diferencia de todos los todo en uno anteriores integra de manera completa el protocolo Pro DJ Link y además un switch propio para conectar directamente otros reproductores. Esta decisión es una de las mejores que ha tomado Pioneer en los últimos años para este tipo de productos.

Pero hay cosas que no son lo que parecen. El dispositivo a pesar de publicitarse como un “todo en uno de cuatro canales” en algunos sitios, nunca podrá reproducir cuatro canales de forma autónoma, y de hecho tampoco puede funcionar como mixer autónomo de cuatro canales. Un momento, ¿no había dicho que se podían conectar fuentes externas? Sí, pero sólo en los canales 3 y 4, los canales 1 y 2 no tienen conexión para nada externo, y a través de esos canales sólo puede salir sonido procedente de los decks virtuales internos, o del ordenador, nunca de nada externo. Esto puede resultar engañoso porque en la parte de atrás hay cuatro conexiones RCA, pero es porque los canales 3 y 4 tienen diferenciadas las entradas para phono y línea (lo cual hay que reconocer que está muy bien). Así pues, la publicidad y comentarios que se están haciendo de forma “oficial” de este aparato cuando se compara su parte central de mixer con una DJM-900NXS2 son sencillamente exagerados, aparenta ser un completo mixer de 4 canales y tiene muchas de las funciones del citado mixer, pero no es su parte central un mixer de 4 canales. También es importante indicar dos diferencias con el mixer DJM-900NXS2, y es que aunque hay en la parte trasera una conexión “Send” de audio y una entrada auxiliar, para nada son conexiones de envío y retorno de efectos. La conexión “Send” no queda muy clara su utilidad, aunque puede servir por ejemplo para enviar señal a un sampler como el DJS-1000 de Pioneer, mientras que la conexión auxiliar puede emplearse para conectar alguna fuente de audio como un smartphone. 

Tampoco sus dos reproductores internos son como los CDJ-2000NXS2 tal y como se está diciendo, con comentarios tan desafortunados y “marketinianos” como que “hereda” las características de dichos reproductores. Realmente los reproductores internos del XDJ-XZ están realmente a medio camino entre la primera y la segunda serie de los XDJ-1000, ya que el aparato ni puede reproducir archivos FLAC, ni archivos ALAC, ni archivos WAV o AIFF de 24 bits y 96 KHz (como máximo de 24 bits y 48 KHz), quedando por tanto por debajo de la capacidad técnica de dichos reproductores. Dentro de la publicidad que se le da a este aparato en la que tantas comparaciones se establece con la gama NXS2 se omiten también cosas propias de esa gama profesional que no están en este aparato, como la posibilidad de reproducir desde tarjeta SD, o de que a pesar de incorporar el protocolo Pro DJ Link, Pioneer ha decidido que el dispositivo al igual que toda su gama media y baja de reproductores, no pueda usarse con el software profesional escénico Timecode Sync o con ShowKontrol, programas usados hoy en día en espectáculos para sincronía con luces, pirotecnia o vídeo en directo. Esta limitación no se debe a un problema técnico o de falta de capacidad de proceso del aparato, es algo que Pioneer DJ sencillamente limita para obligar a usar con estos programas sólo sus reproductores más caros. Tampoco este dispositivo a pesar de ser nuevo y de contar con funciones de red, no puede usar de forma autónoma servicios online de música en streaming, para ello necesita estar conectado a un ordenador. 

Tampoco cuenta con el mismo tipo de interfaz interno que los reproductores y la mesa de la gama NXS2, que son interfaces de 24 bits y 96 KHz. En este caso el dispositivo cuenta con un dispositivo de mucha menos resolución, 24 bits y 44.1 KHz (este dato no lo conoces hasta que no instalas los drivers de audio, Pioneer por el momento no lo refleja en ninguna parte). Sobre el procesado interno de 64 bits de la gama NXS2 no tengo forma de saber si el XDJ-XZ cuenta con el mismo procesado de audio interno, aunque viendo que las limitaciones de este aparato con la resolución y tipos de archivos de audio, todo parece indicar que debe llevar el mismo procesador ARM que emplea el XDJ-RX2, así pues creo que no es demasiado descabellado especular con que el procesado de audio que internamente maneja el XDJ-XZ es de 32 bits

Y ahora que he explicado lo que es y lo que no es el XDJ-XZ en líneas generales y tratando de solventar las dudas que mucha gente está lanzando en redes, podemos comenzar a analizar detalladamente el parato.

Construcción y controles

El XDJ-XZ mantiene al igual que anteriores “todo en uno” un chasis exterior de plástico negro con acabado mate, y en la parte superior cuenta con paneles metálicos con un acabado suave. En la parte del fondo del panel superior (justo los laterales de la pantalla) se ha empleado acrílico de acabado brillante. El metal empleado en la cubierta superior le otorga un acabado más premium que el plástico que frecuentemente se emplea en controladores por parte de la marca. La mayoría de botones del aparato tienen el mismo tacto y tamaño que los de los reproductores y mesas de gama alta de Pioneer, aunque con alguna excepción sin demasiada importancia como los botones de búsqueda dentro de la pista, selección de pista, sync o deck master. Los botones de Cue y Play tienen el mismo tacto agradable que los de los reproductores de gama alta, así como el mismo tamaño y el famoso aro de iluminación exterior de color tan icónico de la marca. 

Los potenciómetros son firmes y transmiten buenas sensaciones, igual que los de las mesas de marca, mientras que los faders, sin llegar a ser tan suaves en su deslizamiento como los de la gama alta de Pioneer, tienen deslizamiento adecuado y una buena firmeza. El crossfader a pesar de no indicarse que sea un Magvel tiene un tacto prácticamente igual, aunque no tenemos control de ajuste de tensión. 

Los pads que hay en cada lateral son ligeramente más pequeños que los de la DDJ-1000 y los de la DDJ-SZ, pero me atrevería a decir que son ligeramente más gruesos y con una respuesta muy bien ajustada. Los controles de pitch en los laterales son de 100mm y tiene exactamente el mismo tacto que el de los reproductores. y aunque no contamos con la palanca tan chula de los reproductores para activar la reproducción en reverso, hay botones para ello con respuesta instantánea. 

Los jogwheels del XDJ-XZ son los mejores que Pioneer ha creado hasta la fecha. Los jogs inicialmente parecen ser los mismos que ya vimos en la DDJ-1000, tanto en construcción y respuesta como el tipo de pantalla central a todo color. De todos modos tengo la sensación de que hay que hacer en este dispositivo algo más de fuerza con la mano en la parte superior para que el mecanismo de detección sepa que queremos emplear el modo Vinyl. Tenemos por supuesto el ajuste de tensión y un potenciómetro que desde el menú de configuración del aparato deberemos elegir si lo queremos para regular el arranque o la frenada de la reproducción.

IMG_6086

La diferencia con los del controlador DDJ-1000 está en que desde el menú Utility podemos configurar la pantalla central de los jogs para que muestre información de distintas maneras. Por un lado tenemos el modo Info, que es el mismo que hemos visto en la DDJ-1000 y nos muestra un pequeño fragmento del artwork de la canción, la forma de onda general con los puntos de cue sobreimpresos, tempo al que se reproduce la canción, modificación de tempo aplicada, tonalidad y tiempo de pista, si hay loops activados y su longitud, así como también mediante sombreados en color rojo y azul si los modos Slip y Vinyl están activados. El modo Artwork muestra a gran tamaño… obviamente el artwork de la canción a gran tamaño, será el favorito de aquellos que reconocen un disco por la carátula, el modo Simple muestra también únicamente el artwork pero a la mitad de tamaño y finalmente el modo Auto es como el modo Simple. ¿De qué sirve el modo Info si lo que vemos en el jog es lo mismo que lo que vemos en la parte inferior de la pantalla? Muy sencillo, cuando estemos navegando por la librería musical, perderemos en la pantalla principal toda esa información si activamos la función de búsqueda. Pero Pioneer ha introducido algo aún más inteligente, si elegimos el modo Auto, el modo  Simple será el que veamos todo el rato dándole protagonismo al artwork de la canción, pero al activar la búsqueda y perder de vista gran parte de la información de pista el jog cambiará el solo al modo Info para que no perdamos nada de información en ningún momento. Al margen de todo esto, cabría comentar que la la diferencia con los reproductores de gama alta es que no tenemos dos potenciómetros distintos para regular arranque y parada, aunque personalmente no me parece una gran “pérdida”.  

IMG_6082

La pantalla principal y central del aparato es de sobra conocida: la misma pantalla táctil resistiva que actualmente monta el CDJ-2000NXS2, el XDJ-1000MK2, el DJS-1000 y el XDJ-RX2, con la misma resolución, niveles de brillo, etc. Son 7 pulgadas que en este aparato hay que decir que se quedan algo cortas, ya que no solo tenemos ahí las formas de onda de los dos temas que el aparato puede reproducir, también información de pista, vista general de la forma de onda (esta representación de las formas de onda sirve además para moverte rápido por la canción tocando directamente la forma de onda).

IMG_6077

Aunque toda la información mostrada es muy útil y se ha diseñado muy bien la ubicación de cada elemento de información, hay que reconocer que las formas de onda detalladas se quedan algo pequeñas al tener que compartir espacio. Los controles en el lateral derecho de la pantalla son idénticos a los de los reproductores de gama alta, encoder de navegación con iluminación blanca y cuatro botones: back, tag track, track filter y shortcut. Sobre la pantalla y en el lateral izquierdo tenemos más o menos los mismos botones que en un reproductor CDJ-2000NXS2: browse/search, tag list, info, menu/utility en la parte de arriba, y link, rekordbox, USB 1 y USB 2 en la parte izquierda. En general y como os podéis ir imaginando por las funciones disponibles, todo aquel que haya probado el ecosistema Pioneer/Rekordbox no se encontrará con nada raro y todo resultará familiar, es probablemente uno de los puntos fuertes de Pioneer DJ, mantener un funcionamiento muy similar en todos sus productos actuales para facilitar la transición entre practicar o preparar en casa con un equipo y luego salir a trabajar con otro distinto. 

IMG_6081

En lateral izquierdo de la pantalla tenemos controles para los micros, tanto controles de nivel como de EQ (tres bandas), así como para activar el reductor de feedback, interruptores para desactivar totalmente los micros y botón para activar el talkover. Hay que reconocer que es muy completo todo lo referente a micros, algo que gustará a los profesionales de las discomóviles. En lado derecho de la pantalla tenemos el vúmetro del master junto con una EQ para el master de tres bandas (otra sorpresa agradable) y el botón del Master Cue. Un poco más a la derecha tenemos controles para activar la grabación en el segundo puerto USB y el botón para ir añadiendo cortes a la grabación.

A destacar la curiosa ausencia de controles para elegir la curva del crossfader, de los line fader, el tipo de EQ y para la función split mono de la preescucha, normalmente estos controles son interruptores con varias posiciones en otros dispositivos Pioneer, pero aquí todo esto sólo podemos elegir desde el menú Utility del software interno del aparato. Una forma inteligente de ahorrar, todo hay que reconocerlo, ya que son controles que cada DJ pone en la posición que le gustan al empezar y no suele tocarlos.

Conexiones

En la parte frontal tenemos dos tomas de auriculares para la preescucha en dos tamaños distintos ¼ y ⅛ de pulgada. Todo el resto del frontal es completamente liso. En el panel superior, en la esquina más al fondo y a la derecha, tenemos dos puertos USB tipo A para las unidades de almacenamiento. Lamentablemente a pesar de estar a finales de 2019 Pioneer sigue usando conexiones USB 2.0, con lo que aunque compres los pendrive o discos duros externos más rápidos del mercado, eso sólo te beneficiará a la hora de exportar la música de tu ordenador. 

XDJ-XZ_prm_rear

En el panel trasero tenemos el grueso de conexiones del aparato, a saber:

  • 2 Conexiones combo XLR/jack para micro (nuevamente hay que alabar lo mucho que ha cuidado Pioneer el tema de microfonía en este aparato).
  • 5 Conexiones RCA: se distribuyen en 2 pares para los canales 3 y 4, siendo de cada para una para línea y la otra para phono (platos). El último par es una conexión AUX, puede emplearse por ejemplo para conectar un smartphone. 
  • 1 Conexión Master en formato XLR.
  • 1 Conexión Master en formato RCA.
  • 2 Pares conexiones TS: una para la salida Booth y la otra está rotulada como Send, su principal utilidad es enviar audio a un sampler, obviamente si es a un DJS-1000, mejor que mejor. 
  • Conexión USB tipo B para conectar la unidad a un ordenador. Esta aunque también es 2.0 no hay objeciones, el dispositivo no necesita realmente más ancho de banda para funcionar.
  • 3 Conexiones ethernet para el Pro DJ Link: bien por Pioneer a su decisión de integrar por completo su protocolo profesional de comunicación y además integrar esta especie de switch ethernet en el propio equipo. Internamente los dos reproductores del aparato ya van “linkados” mientras que tenemos dos conexiones rotuladas como 3 y 4 para “linkar” dos reproductores más y una conexión rotulada como Extension para conectar el aparato directamente a un ordenador, o a un router. Si el router tiene capacidad inalámbrica esto nos servirá para empleando la aplicación móvil de Rekordbox cargar directamente música en el aparato sin cables. 

En uso

No me quería alargar mucho en esta parte de la review por una sencilla razón: no hay ninguna sorpresa realmente negativa y todo aquel que haya usado una cabina Pioneer formada por productos lanzados durante los últimos 3 años sabrá manejar perfectamente el aparato. Todo funciona de manera muy similar a dos reproductores y una mesa de la gama Nexus 2 con obviamente las diferencias que he comentado al principio del artículo. 

IMG_6072

Respecto a “cómo se sienten” los controles, quizá sea reseñable decir que los jogs hay que apretarlos un poquito más de lo normal, aunque esto no lo entiendo como malo, quizá Pioneer ha puesto muelles más duros y duraderos bajo las tapas de los jogs y esto puede ser positivo. El crossfader es pero que muy suave, muchísimo, algunos de los trucos de scratch que soy capaz de realizar me costó un rato de adaptación conseguirlos dado que movía el crossfader más rápido de lo que habitualmente soy capaz de hacer. Aunque ojo, cuidado con romper el crossfader porque no tiene un acceso especial para reemplazarlo y me temo que hay que retirar toda la cubierta superior para hacerlo.

Debo destacar positivamente la salida de auriculares del aparato, en anteriores reviews que he realizado de dispositivos Pioneer de gama media como la mesa DJM-750MK2 y o el controlador DDJ-1000 me he quejado de que su salida de auriculares era ruidosa y que parecía que las luces del dispositivo influían en el nivel de ruido, sin embargo en la XDJ-XZ esto no ocurre para nada, la salida de auriculares no da absolutamente ningún problema y saca una señal de suficiente nivel para ambientes de alta presión sonora. 

IMG_6074

Las funciones de búsqueda, ordenación y filtrado de canciones en el aparato son las mismas que en los CDJ-2000NXS2 y en los XDJ-1000MK2, lo cual es algo genial. Tenemos también la conocida función del “semáforo” que nos marca en verde canciones armónicamente compatibles con lo que tenemos sonando, algo muy práctico. En cuanto a funciones de reproducción, desde los pads contamos con 8 hotcues por canción, además de los habituales 10 memory cue, loops automáticos y manuales, slip loops, y función de beat jump. Los hot cues admiten colores. La pantalla táctil puede ser empleada para needle search tocando sobre la forma de onda general, algo bastante práctico.

Sin embargo, debo quejarme un poco del tamaño de la pantalla. Las 7 pulgadas se quedan algo cortas para un dispositivo como este y las formas de onda deseas muchas veces poderlas ver en mayor tamaño. Compartir la misma pantalla para las formas de onda en detalle y generales de los dos decks, así como diversa información de pista e incluso información de los efectos, es meter demasiado en 7 pulgadas. Que no se me malentienda, no es algo que se deba calificar como malo, pero teniendo en mi estudio al lado de este aparato una Prime 4 con una pantalla de 10 pulgadas, te das cuenta de que aquí Pioneer debería haber intentado integrar una pantalla mayor y los resultados serían mejores. 

El sonido que arroja el aparato me atrevería a decir que es más o menos el mismo que el de la XDJ-RX2. No es ni mucho menos tan rico y detallado como el de una mesa DJM-900NXS2, pero no es un mal sonido, más que de sobra adecuado para casa, discomóviles y locales pequeños e incluso medianos.

La gran cantidad de efectos es una de las cosas más divertidas del aparato, cuenta con los mismos que una 900NXS2 y eso para mi es una gozada, sin más. Mientras que actualmente para muchos DJs los efectos en sesión son “lo peor” yo soy de los que piensan que bien usados son algo enriquecedor y constructivo, y contar con tantos y tan variados es sencillamente maravilloso.

Algunas conclusiones sobre el XDJ-XZ

El nuevo dispositivo autónomo de Pioneer tiene para mi a la vez funciones y características geniales, que se combinan con algunas carencias decepcionantes. Vaya por delante mi consideración de que al fin y a la postre es un buen dispositivo que hará las delicias de los aficionados a la marca, sobre todo de aquellos que quieran tener lo más parecido a un equipo Nexus en casa sin gastar una fortuna. Pero también hay que admitir que no va a ser para bastante gente el tipo de dispositivo que estaban esperando. Es totalmente cierto que Pioneer nunca ha prometido a nadie que fuera a lanzar un dispositivo autónomo con capacidad para reproducir cuatro canales, pero también es cierto que ese dispositivo “imaginario” era lo que los fans de la marca llevan años pidiendo, los mismos fans que pensaban que este iba a ser el momento de verlo. Y Pioneer no les ha hecho caso. ¿El motivo? Para mi obviamente es un motivo comercial, vender un dispositivo como este que reproduzca cuatro canales sería dejar de vender muchos reproductores de la gama XDJ, sin más. Y visto lo visto, creo que como ya he dicho otras veces, ese dispositivo nunca llegará por parte de Pioneer, creo que Pioneer está dejando claro que si quieres reproducir de forma autónoma más de dos canales tendrás que comprar algo como esto y sumarle reproductores en los laterales. Está claro que a Pioneer no le ha venido nada mal la expectación que el aparato ha levantado, y ha permitido dejar volar la imaginación de sus seguidores dejándoles creer que contaría con cuatro reproductores internos autónomos, incluso en el marketing del aparato no se hace una referencia exacta y concreta a que esto venga a ser realmente un aparato “2+2”. 

Centrándonos en este aparato y no en el imaginario con el que mucha gente soñaba, considero que sus principales patinazos están por un lado en el interfaz de audio tan inferior a los que incorpora la gama alta de productos de la marca, y la imposibilidad de reproducir formatos de compresión sin pérdida como FLAC y ALAC, así como también formatos sin compresión en alta resolución de 24 bits y 96 KHz. Respecto a esto muchos me podrán decir que todo ese tipo de formatos son minoritarios en el sector profesional, y yo les daría la razón, pero también les diría que el principal motivo para que esos formatos sean minoritarios en el ámbito profesional es justamente la escasez de aparatos capaces de reproducirlos. Tener que seguir además cargando la música a través de puertos USB 2.0 a estas alturas me parece una metedura de pata. Finalmente añadir que aunque este aparato no “necesite” ser un mixer autónomo de cuatro canales porque el audio de dos de ellos proviene de su interior, a fin de cuentas es una pena que no lo sea.

IMG_6073

Pero no nos quedemos en lo malo, porque hay mucho bueno (debe de haberlo si estás pagando 2.200€ por el XDJ-XZ), como por ejemplo la completa integración del protocolo Pro DJ Link y del switch ethernet interno. Otro de los grandes aciertos del aparato son sus jogwheels, que como comentaba antes  son los mejores que Pioneer ha introducido nunca y que seguro serán los que veremos montados en la próxima serie de reproductores de la compañía (esperad a febrero o marzo del año que viene y veréis como tengo razón). La enorme cantidad de efectos, los mismos que en la DJM-900NXS2, son una maravilla, y el crossfader del dispositivo es una delicia para aquellos que conozcan técnicas de scratch. 

La pantalla aunque justa de tamaño en ocasiones, recibe un buen apoyo de las pantallas de los jogs al usar el modo Auto y mostrarnos en los jogs la información que dejamos de ver al hacer búsquedas. Y aunque a muchos el tamaño de las formas de onda en movimiento será más que suficiente, no me hubiera importado nada verlas un poco más grandes. 

Sobre la construcción del aparato no hay nada que objetar, aunque el chasis exterior es de plástico, las cubiertas superiores de metal y el tamaño y buen tacto de los controles crean un conjunto de buena calidad. El sonido como he comentado no es desde luego el “top” de la marca, es algo que se queda en lo decente, y me ha alegrado que la salida de auriculares mejore problemas que ha habido con anteriores productos. El aparato es fácil de manejar, en el poco tiempo que hasta ahora lo he usado no he detectado ningún error fatal ni se me ha colgado (reconozco que es poco tiempo, pero estoy seguro de que muchos agradecerán lo rápido que se ha publicado esta review), y en general lo podría calificar de “divertido”.

Lo mejor:

  • Monta los mejores jogwheels de Pioneer vistos hasta el momento. Y quizá los mejores jogwheels no motorizados jamás comercializados.
  • Enorme cantidad de efectos.
  • Funciones en la librería musical indénticas a las de la gama Nexus 2, incluyendo búsqueda y filtrado de canciones. 
  • Integra al completo el protocolo Pro DJ Link y un switch interno.

Lo peor:

  • No soporta la reproducción de archivos FLAC, ALAC, tampoco de archivos wav o aif de 24 bits y 96KHz.
  • Interfaz de audio interno muy mejorable.
  • Puertos USB 2.0 para carga de música. 

Ni lo mejor ni lo peor:

  • No es el producto que mucha gente esperaba, pero eso quizá no sea al 100% culpa de Pioneer DJ.

La comparativa con Denon Prime 4

Este apartado podría considerarse al margen de la review del producto, y de hecho en un principio planeé que fuera un artículo aparte. Pero finalmente he decidido por un lado incluirlo en el mismo y por otro hacerlo de forma más escueta y directa. El motivo es que habiendo llegado antes la Prime 4 al mercado y habiendo tanta gente que se pregunta si comprar el XDJ-XZ o la Prime 4, y que esa pregunta me la va a hacer mucha gente (y a otros muchos divulgadores de tecnología musical también se la harán), creo que a pesar de ser una comparación odiosa, es simple y llanamente necesaria.

Vaya por delante una opinión sincera mía: esta no es una comparación “justa”. XDJ-XZ y Prime 4 a pesar de sus similitudes son productos diferentes, pero la gente inevitablemente los va a comparar y poner a niveles similares, así que aquí os ofrezco mi punto de en qué es mejor y peor cada uno de los productos. Espero que os sirva de referencia de cara a compras, que es para lo que la gente más quiere estas comparaciones. Así que allá vamos.

¿En qué es mejor la XDJ-XZ que la Prime 4?

  • Los jogs son claramente muy superiores. Tanto el tamaño, como el ajuste de tensión, como toda la información que muestran quedan por encima de lo que ofrecen los jogs de Prime 4, que sin ser malos, sencillamente son inferiores.
  • Efectos y más efectos. Aunque los efectos de Denon no son malos, los de Pioneer son los que la gente más acostumbrada está a escuchar. Además hay algo clave, y es que en la XDJ-XZ tanto las fuentes externas como los micros pueden pasarse por los efectos, mientras que en la Prime 4 las fuentes externas sólo pueden usar el filtro, y los micros sólo disponen de un efecto de eco.
  • Crossfader claramente superior el que monta la XDJ-XZ, mucho más suave y con un pelín menos de cutlag. Aunque para ser sinceros aquí la Prime 4 puede sacar pecho en una cosa: su crossfader tiene un potenciómetro físico para regular con precisión la curva. 
  • Rekordbox para preparar la música. Y es que aunque Engine Prime, el software de Denon, ha mejorado, todavía está lejos de Rekordbox, además de no contar con una versión “mobile” de este software para iOS y Android.
  • Pro DJ Link. Aunque Prime 4 cuenta también con puerto ethernet, y puede conectarse a otros dispositivos Denon actuales y compartir dispositivos de almacenamiento con ellos, no puede usar su protocolo de red para funciones de sincronía y cuantización.

¿En qué es mejor la Prime 4 comparada con la XDJ-XZ?

  • 4 canales autónomos de reproducción. Esto es algo que no es que sea mejor o peor, es algo que sencillamente el XDJ-XZ no puede hacer.
  • Precio inferior, ya que Prime 4 cuesta 400€ menos sin que ello suponga un recorte drástico de ningún tipo en la calidad final del producto.
  • Pantalla infinitamente mejor. Y es que no sólo es más grande, con 3 pulgadas más, es que es orientable y multitáctil, y encima permite gestos para usar su interfaz. No hay color.
  • Mezclador autónomo. Y es que la Prime 4 aunque no pueda usar sus efectos con fuentes externas es un completo mezclador de 4 canales autónomo. 
  • Ya se puede usar con Serato y además gratis. Sí, no hay que pagar dinero adicional por usar Serato DJ Pro con Prime 4.
  • Mejor conectividad y mayor soporte de formatos. Prime 4 se conecta al ordenador mediante un puerto USB 3 y cuenta con dos puertos USB 3 para conectar dispositivos de almacenamiento. ¿Te parece poco? Tiene además un puerto SATA interno para montar un disco duro, un lector de tarjetas SD y dos puertos USB 2.0 adicionales. Pero todavía hay más, porque al poner el aparato en modo controlador, se convierte en un enorme hub USB y todo lo que esté conectado a sus puertos puede ser reconocido y leído por un ordenador. Además soporta más tipos de archivos de audio (entre ellos el FLAC y el ALAC que XDJ-XZ no soporta) y a mayor resolución, hasta 32 bits y 192KHz.
  • Servicios de streaming. Por el momento Prime 4 puede usar para reproducir música el catálogo de Tidal y muy pronto el de Soundcloud. En el futuro es de suponer que podrá usar el catálogo de cualquier servicio de estreaming con el que Denon firme un acuerdo. La tecnología del XDJ-XZ sencillamente no permite nada de eso.

Quedarse simplemente en nombrar en qué es mejor uno y otro no sería justo sin darle a todo esto un poco de contexto. Y el contexto más importante de estos dos productos es el mercado de productos para DJs. Pioneer DJ tiene por ahora una implantación muchísimo mayor que la de Denon, de largo. Y obviamente para mucha gente tiene mucho más sentido comprar una XDJ-XZ que una Prime 4 por el simple motivo de que lo que encuentren cuando salgan a pinchar en clubes o festivales muy probablemente será un equipo Pioneer, con lo que practicar en casa con algo así tiene sentido. 

Pero ojo, porque desde la adquisición de Denon por parte de InMusic y de la total renovación de los  productos de la marca, Denon no ha dejado de lanzar productos muy interesantes en cuanto a características y competitivos en precios. Sus ventas hasta el momento han estado muy por debajo de las de Pioneer, pero parece que la Prime 4 está siendo el primer producto de Denon en el que hay un consenso generalizado de que es claramente superior, y uno de los colectivos más interesados en los productos todo en uno, que es el de DJs de discomóvil, parece estar acogiendo mucho y con gran satisfacción la Prime 4. Todo indica que en ese sector  la Prime 4 está teniendo una aceptación muy buena, y quizá sea esa un mejor punto de crecimiento para Denon que el coger mercado en clubes y festivales. Y con esto Denon ya puede vanagloriarse de haberle metido un buen zarpazo a Pioneer, que no es poco con el dominio que tiene del mercado. 

No voy a caer en la trampa de decir qué tiene que comprar cada uno, no quiero ser sospechoso de nada y eso lo dejo a gusto del consumidor. Entre este artículo, unido al que publiqué hace un mes en Hispasonic, lo que pueda leer la gente en foros y redes sociales, lo que a cada uno le dejen tocar en tiendas (estas dos máquinas van a estar expuestas en muchas tiendas especializadas del sector para que la gente les meta mano), y las preferencias y necesidades personales de cada uno, creo que todo el mundo va a tener todos los argumentos e información necesaria para tomar su elección. Y si alguien me quiere hacer la pregunta al revés preguntándome cuál me compraría yo, no tengo problema en responder: me he comprado las dos. Así que decidan ustedes.

 

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s